Una solución que parecía fácil, económica y natural para alargar la vida de los proyectores pasa por añadirles un Chromecast para dotarlos de conectividad wifi y permitir de forma fácil que los alumnos también puedan proyectar.

Las pruebas antes de inicio de curso fueron satisfactorias, pero con las clases en marcha el funcionamiento no es mínimamente aceptable, cortes continuos, pantallas paralizadas… y solo con 3 Chromecast en una red wifi no saturada.

Decepcionante el servicio de atención de Chromecast, se limitan a decir que solo dan soporte para uso doméstico y que no está pensado para entorno académico.

¿En algún centro tenéis soluciones parecidas?  ¿Os funciona bien? ¿Hay algún aspecto de la red (ip fijas, abrir puertos del router …) a tener en cuenta? 

Gracias y saludos

Òscar